Los días en primavera son más largos y cálidos que en invierno y a menudo, este cambio en la temperatura y el tiempo sumados a otros factores, provocan un aumento del cansancio en al rededor del 50% de la población. Aunque no hay una explicación exacta de por qué tenemos astenia primaveral, sabemos que principalmente tiene que ver con un reajuste hormonal.

Cuando tenemos contacto directo con la luz solar, nuestro cuerpo libera serotonina (también conocida como la hormona feliz). En invierno, por el contrario hay menos horas de luz, este proceso se vuelve moderado y en cambio nuestros niveles de melatonina (la hormona del sueño) aumentan bastante. Básicamente, a medida que los días se alargan en primavera, nuestras hormonas se desajustan (producimos más endorfinas, testosterona y estrógeno) y usamos mucha energía interna para equilibrarnos. Además, el clima inestable de primavera puede cambiar nuestra presión arterial. Esta combinación de procesos puede hacer que nos sintamos agotados física y mentalmente.

Posibles SÍNTOMAS de la Astenia Primaveral:

  • Pérdida de apetito y desordenes digestivos
  • Falta de atención y concentración
  • Alteración del sueño
  • Percepción sensorial alterada
  • Disminución de la función inmune
  • Cambios de humor y ansiedad
  • Cansancio y somnolencia
  • Dolores de cabeza

Para paliar y superar la astenia primaveral , es esencial realizar ajustes positivos progresivos, principalmente en la alimentación y el ejercicio o actividad física. Igualmente, en lugar de modificar radicalmente nuestro ritmo de vida, debemos introducir poco a poco pequeños cambios para adaptarnos mejor.

Evitar los alimentos grasos y refinados. Aunque pueden elevar tus niveles de energía, te devuelven rápidamente todos los síntomas que estás tratando de evitar. Busca alimentos que contengan proteínas, vitaminas y minerales que puedan ayudar a combatir el cansancio y estabilizar tus niveles de adrenalina.

Algunas DIETAS recomendadas incluyen:

Opciones en el DESAYUNO

  1.  Un tazón de avena con nueces picadas y canela, servido con leche.
  2.  Dos rebanadas de pan integral con aceite de oliva y una porción yogur griego cubierto con algunos frutos rojos.
  3.  Una tortilla fresca con muchas verduras y una porción de aguacate.

Opciones en el ALMUERZO

  1.  Pan de pita de trigo integral relleno de hummus con rodajas de pepinos y pimientos, servido con cubitos de queso y una manzana fresca.
  2.  Salmón a la parrilla en una cama de hojas de espinaca con aceite de oliva y vinagre balsámico servido con tostas integrales.
  3.  Pollo asado con una ensalada vegetariana. Sugerimos agregar algunos ingredientes extra frescos como manzana, nueces de pecan, cebolla roja, apio, almendras y zumo de limón.

Opciones para la CENA

  1.  Tiras de carne, servidas con un salteado de verduras, recomendamos usar col, zanahorias y brócoli, y una porción de arroz integral.
  2.  Una refrescante ensalada de lentejas con pepino picado, pimientos, piñones, rodajas de nectarina, aguacate y queso feta. Agregue un huevo cocido picado para un poco de proteína extra y vístalo con aceite de oliva y zumo de limón.
  3.  Hígados de pollo salteados y champiñones servidos con pasta integral, chile y queso parmesano.

 

Pero la dieta en si misma no es suficiente, también es importante moverse. De hecho, hay estudios que sugieren que el ejercicio se comunica directamente con el sistema nervioso central para aumentar la energía y reducir la fatiga. Básicamente, para tener ese impulso extra durante el día, debes mantenerte activo.

Algunos EJERCICIOS recomendados incluyen:

  • Pasear o caminar,
  • Footing
  • Natación
  • Ciclismo
  • Yoga o Tai Chi

Recuerda

El agua es esencial para el óptimo funcionamiento del cuerpo. Y aunque no proporciona energía por si sola, ayuda a facilitar los procesos energéticos del organismo, y en consecuencia te dará energía. Sustituir café, refrescos y otras bebidas poco saludables por un vaso de agua.

Ahora que estás al tanto de lo que es la astenia primaveral y cómo enfrentarla, se paciente contigo mismo, date tiempo para adaptarte y exponer tu cuerpo a la luz solar, ayúdate con una dieta equilibrada y alguna actividad deportiva ligera.

Los pacientes con Astenia Primaveral deberán seguir las indicaciones del especialista para minimizar el impacto de los síntomas.